2.8.12

Una vez más


Fascinación total es lo que siento por la mayoría de la arquitectura japonesa. Es increíble como, a pesar de estar rodeados del caos urbano más absoluto, son capaces de crear espacios con atmósferas tan puras y confortantes, incluso sin aislarse siquiera de ese caos exterior, sino siendo partícipes de él. Partiendo de una parcela costreñida, la vivienda proyectada por el arquitecto Hideaki Takayanagi se desarrolla por plantas en distintos niveles, siendo así el elemento fundamental, en torno al cuál gira toda ella, su escalera a modo de espiral.

imágenes_Takumi Ota vía_archdaily

4 comentarios:

  1. Es cierto, no acabo de entender ese contrasentido, vivendas maravillosas en un urbanismo nefasto...

    ResponderEliminar
  2. El exterior me encanta, aunque no se como llevaría vivir en un sitio así, le acabaría poniendo enormes cortinones de terciopelo en plan victoriano. Y el interior lo iría llenando de cachivaches variopintos y de miles de colores. Así soy yo. Este estilo no va conmigo aunque reconozco que me resulta muy lindo de ver.
    Un abrazo un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy muy voluble...jajajajaj... ;)

      Eliminar